jueves, 8 de diciembre de 2016

A LA MEMORIA DE ANTONIO DÍAZ BAUTISTA





A LA MEMORIA DE ANTONIO DÍAZ BAUTISTA
Víctor Meseguer. Educador
La Verdad 27 de octubre de 2016
@victormexeguer

Corría el año 1981 cuando empecé a tomar clases de Derecho en un aula a la que se entraba por el Claustro de La Merced. Allí conocí a algunos maestros y también canté mis primeros poemas de amor: “Mi tibio rincón, mi mejor canción, mi paisaje… “
Muchos años después, me llamó la atención un artículo que escribía Antonio Díaz Bautista sobre el entonces recientemente fallecido profesor Fernández de Carvajal, catedrático emérito de Derecho Político en la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia.
En un tiempo en que los especialistas ya imponían su ley en todos los ámbitos, destacaba el buen Díaz Bautista, pues las clases de Don Rodrigo eran como los cuadros de los antiguos pintores barrocos -sacaban a los espectadores de su rincón en la ciudad para trasladarlos hasta un montículo cercano y de esta forma poder mostrarles la ciudad en su conjunto, haciéndola así inteligible-.
Sin duda eran otros tiempos y también otros los objetivos que movían a aquellos docentes, que junto con otros muchos como ellos contribuyeron a otorgar a la Facultad de Derecho de Murcia la merecida fama que llegó a tener.
Era una Universidad de maestros más preocupados por el conocimiento en su conjunto que por cumplir los encorsetados objetivos de la ANECA.
Decía Don Rodrigo en sus clases que para ser jurista era imprescindible una amplia formación humanística, que sin ella, un profesional de las leyes no pasaría nunca de ser un leguleyo. Su discurso de ingreso en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas de Madrid en 1994 ya nos daba una pista de su concepción de la política, del ser humano y de la educación. "Sabiduría y Ciencias del hombre".
Pese a una ideología muy marcadamente conservadora, sin embargo, no puede negársele su condición de sabio y de hombre profundamente preocupado por el ser humano, por la realidad social circundante y particularmente por la educación. Su aportación a la Reforma Política quizá no se haya estudiado todavía suficientemente.
Don Antonio Díaz Bautista fue otro gran humanista, además de magnífico docente, atesoraba un saber enciclopédico y una marcada sensibilidad por las artes y singularmente por la pintura y la música, como demostró con su presidencia de la asociación Promúsica, una vida meramente racional es una vida en blanco y negro, solía repetir.
A estas virtudes unió siempre su condición de murciano militante, de enamorado de la tierra que le vio nacer y de la huerta y sus tradiciones. Y también su rigor académico, nunca olvidaré aquel mes de junio que me preguntó por las “legis actio per iudicis arbitrive postulationem”,  que yo había tenido el placer de conocer justo la noche anterior.
Estos docentes no fueron meros especialistas en sus disciplinas, sino que dieron testimonio de su pasión por el saber, erigiéndose en modelos de lo que debe ser un docente.
Una sociedad sana debe tener modelos, personas que por su trayectoria sean un referente moral, intelectual o político. Modelos que, a día de hoy, cuesta atisbar en el horizonte social.
Don Rodrigo fue finalista en 1996 del premio Príncipe de Asturias de Humanidades, galardón que finalmente no alcanzó…  A la muerte de Don Antonio, un grupo de amigos y familiares decidieron crear una asociación cultural que tomara el testigo del profesor Díaz Bautista en la promoción y defensa de la cultura murciana. A lo largo de estos casi cuatro años, con el apoyo del Real Casino de Murcia, se han desarrollado conferencias, exposiciones, visitas culturales. Además, como forma de rendir homenaje al catedrático y reivindicar su homenaje, se realizó en el Casino de Murcia un desfile de camisas pintadas por relevantes artistas de la Región. Este mismo desfile, con la denominación #CartagenArte se realizará el 11 de noviembre de 2017 en el MURAM de Cartagena.
 En septiembre de 2015 se lanzó una campaña para solicitar al Ayuntamiento de Murcia la declaración de Hijo Predilecto, que contó con el apoyo de más de 600 murcianos y a la que se han adherido multitud de instituciones: el Diario La Verdad, la Facultad de Derecho de la UMU, el Cabildo Superior de Cofradías, el Casino, el Club Taurino, etc. Sus promotores siguen buscando el lugar que le corresponde a Don Antonio Díaz Bautista en su ciudad… ¿Hay alguien ahí?
PD. In memoriam: Gracias por explicarnos en qué consistía la vida y por enseñarnos a vivirla sin miedo. En libertad. Entendiendo o intentando entender su valor y significado. Gracias por enseñarnos a educar, educando desinteresadamente y mostrándonos cómo crecer en humanidad. Gracias por construir una familia más allá de tu propia familia y permitirnos conocer el valor único e inigualable de formar parte de ella y sentir el calor y el amparo que proporciona, sobre todo en tiempos de intemperie.  Gracias también por la nota en Derecho Romano, fuiste muy generoso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias