viernes, 13 de mayo de 2016

Innovación Social Empresarial



RSC e Innovación Social Empresarial
VÍCTOR MESEGUER
EDUCADOR
Diario “La Verdad, 12 de mayo de 2016

Fue un acto emotivo, cargado de contenidos y simbología. Uno de esos espacios improbables de los que habla Marchioni. Los allí presentes llegaban de sitios muy distintos: unos venían del gobierno, otros de los partidos políticos y los sindicatos, también había un grupo muy significativo de miembros del tejido empresarial y la economía social; tampoco faltaron de las universidades, los medios de comunicación y, por supuesto, la gente del tercer sector de lucha contra la pobreza y la exclusión, así como de atención a personas con capacidades diferentes. Un amenazante cielo gris cubría el jardín del Claustro de los Jerónimos… ¿Y qué hacíamos allí? Esperar la lluvia (que era lo único que no podíamos planificar) e iniciar una alianza para construir juntos pensamiento, innovación social y proyectos compartidos vinculados al territorio. 
En el ambiente se mascaba una pregunta: ¿Cuáles son las razones por las que un joven que acaba de terminar la carrera universitaria y quiere entrar en el mundo laboral debe darle importancia al concepto Responsabilidad Social Corporativa?
1.       Responsabilidad: La RSC busca que las organizaciones y personas se preocupen por algo más que la mera consecución de beneficios económicos. Los recién ingresados en el mundo laboral tienen que procurar comportarse con responsabilidad, puesto que deben saber que su desarrollo profesional dependerá de la medida en que los demás perciban que les preocupa algo más que el salario.
2.       Sostenibilidad: El mundo de la RSC es el mundo de la sostenibilidad entendida como la búsqueda del desarrollo de las personas y organizaciones a largo plazo. Los recién ingresados en el mundo laboral –si quieren desarrollarse en sus organizaciones- deben preguntarse de qué forma pueden contribuir a que su organización sea sostenible, porque su crecimiento, empleabilidad y desarrollo profesional está indisolublemente unido al desarrollo y crecimiento sostenible de su organización.
3.       Visión y sentido: Las organizaciones y las personas necesitan tener un sentido para seguir ligados a los demás. Sólo las organizaciones preocupadas y ocupadas en conocer el impacto de sus acciones en las personas y comunidades son capaces de procurar un sentido a largo plazo a sus clientes y trabajadores. Los recién ingresados en el mundo laboral se sentirán más comprometidos con los fines de su organización si esta les reporta un sentido de trabajo basado en la responsabilidad de “hacer mejor para todos”, y al mismo tiempo ellos mismos también sabrán “para qué” trabajan.
4.       Reputación: El principal valor de las empresas es su reputación y credibilidad. Sólo sobrevivirán a largo plazo aquellas organizaciones con reputación. La reputación, imagen o credibilidad es la confianza que despiertan las personas y organizaciones en los demás: sólo si existe confianza existe relación a largo plazo. Los recién ingresados en el mundo laboral tienen que considerar de qué modo pueden ellos contribuir a que su organización sea percibida como más confiable; esto implica que son ellos mismos los primeros que tienen que ser apreciados como confiables por sus compañeros y por los clientes.
5.       Medio ambiente: La conservación del medio ambiente es ya uno de los puntos clave de nuestro tiempo. Lo que antes era visto como infinito hoy es observado como escaso y, en consecuencia, como valioso. Esta lógica está ya presente en las empresas de vanguardia, que mediante sus políticas ambientales vinculadas a la RSC buscan profesionales que atiendan a todas las repercusiones ambientales generadas por su actividad.
6.       Futuro: El futuro está por llegar, pero sólo se puede concebir en el siglo XXI desde el nosotros. La RSC aporta a los trabajadores, y sobre todo a los recién ingresados en el mundo laboral, un nosotros que les permite trabajar en equipo, innovando con los demás, aportando y compartiendo, creando nuevas formas de satisfacer las necesidades y expectativas de todos a los que sirven.
La RSC es el distintivo de todos aquellos que quieren aprovechar las oportunidades que ofrece un mundo cambiante, complejo, lleno de riesgos, pero también de oportunidades de crecer y aportar.
Al final no llovió. Hasta hubo momentos de un sol radiante que iluminaba los muros del claustro. Hablamos de muchas cosas, también de responsabilidad social universitaria, o lo que es lo mismo, de docentes que no sólo forman médicos, psicólogos o economistas, sino también personas: libres, con sentido crítico y comprometidas, a sabiendas de que los sueños se hacen realidad cuando pasión y profesionalidad van juntos.
Conforme caía la tarde una suave brisa nos envolvió como regalo de despedida. Nos fuimos con la satisfacción del deber cumplido: la presentación a la sociedad de la Cátedra Internacional de Responsabilidad Social Corporativa de la Universidad Católica de San Antonio, que yo tengo el honor de dirigir. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias