domingo, 5 de abril de 2015

JUAN ANTONIO PEDREÑO

JUAN ANTONIO PEDREÑO
(La importancia de las personas)

La Verdad, 26 de marzo de 2015

VICTOR MESEGUER
La Plataforma de Innovación Social de la UMU


Hacía tiempo que compatibilizaba los futbolines con su pasión futbolera en el Imperial C.F., Almoradí, Molinense, etc. Tocando el balón se pagó sus estudios y experimentó la importancia de  jugar en equipo. Después cambió las clases en los salones parroquiales por una cooperativa de Formación Profesional a los pies de la costera sur.  Llamó a Don Severo Ochoa de Albornoz para que inaugurara el centro y, como no podía ser de otra forma, el Premio Nobel de Fisiología y Medicina, le dijo que sí y se vino de Madrid a Los Garres. A Juan Antonio le marcó el gesto y, desde siempre, ha asumido con naturalidad atender sucesivamente una llamada de Bruselas y otra de Las Torres de Cotillas. Las atiende con la misma entrega.

Yo le conocí poco después y, desde entonces, no les puedo engañar, me avergonzaría si no lo dijese, mi respeto por él es profundo. Respeto que va más allá del estrictamente humano, lo confieso. En mi caso es una actitud ética ante quien se ha dejado la piel y se ha batido el cobre sin descanso por otra economía posible… y necesaria.

No hace falta que me detenga en los logros en nuestra Comunidad, el movimiento cooperativo está arraigado en nuestra Región y contribuye, con más fuerza que otras empresas convencionales, a nuestro crecimiento y a la creación de empleo de calidad. Muchos murcianos sabemos, porque hemos podido comprobarlo, especialmente en estos tiempos de crisis, que las cooperativas son un modelo de éxito y sostenibilidad. Empresas competitivas y además más justas y democráticas; intrínsecamente comprometidas con el empleo y con las personas.

¡La empresa y la economía al servicio del empleo y no al contrario! Este concepto, casi 200 años después de que los pioneros de Rochdale  pusieran las bases de las cooperativas modernas, sigue siendo revolucionario y –permítanme la butade- absolutamente innovador.

Los valores del movimiento cooperativo están hoy más vigentes que nunca. La crisis económica debiera servirnos no sólo para tomar conciencia de los desmanes de un modelo basado en la maximización del beneficio y del interés, a toda costa, sino también para poner la mirada y nuestro interés en quienes, en tiempos de burbujas y especulación, se mantuvieron como la reserva moral de la economía. La economía social no es una aldea gala, es un movimiento de presente y futuro, clave para mantener y profundizar en el modelo social europeo.

La Responsablidad Social de las Empresas, tan de moda en los últimos tiempos, en parte como respuesta al descontento ciudadano con una economía carente de valores, está en el ADN de las empresas de la economía social. Su compromiso con la sociedad y con el entorno es una constante en sus actividades cotidianas.
En estos tiempos de creciente competencia, las empresas necesitan de valor añadido para sobrevivir. Las cooperativas mantienen sus valores y principios, a la vez que la vinculación con el territorio y con sus potencialidades endógenas. Los ciudadanos, los consumidores, valoramos, cada vez más su compromiso con las personas y con el entorno en el que llevan a cabo sus actividades.

Desde la Plataforma de Innovación Social de la Universidad de Murcia nos hemos puesto a su disposición, para fomentar el modelo cooperativo y de la economía social en la Región, para apoyar la innovación social que en buena parte sale de sus empresas y organizaciones. Y para seguir tejiendo una malla reticular que proteja a toda la gran familia de la economía social con independencia de la personalidad jurídica que sus miembros adopten: cooperativas, sociedades laborales, asociaciones sin ánimo de lucro, fundaciones, centros especiales de empleo, empresas de inserción, mutualidades, cofradías ...

En todo esto ha tenido mucho que ver Juan Antonio. Él es la persona que mejor ha representado no sólo a las cooperativas sino al conjunto de  empresas y organizaciones de economía social en nuestra Región y fuera de ella, ya que  es un referente en este campo en la Región, en España, en Europa y allí donde él se plante. Es un trabajador apasionado e infatigable, al que no le hacen falta brújulas porque Juan Antonio es una de esas personas que sabe bien de dónde viene y a dónde quiere llegar: otra economía es posible… y necesaria.

Un buen ejemplo, ha sido el convenio suscrito entre  la Confederación Española de Economía Social (CEPES) y la Plataforma del Tercer Sector. Una alianza de la economía social integrada por 73.000 empresas y entidades que emplean a más de 3.000.000 de trabajadores y que representan el 11,7% del PIB de España. Un acuerdo que, una vez más, surgió de su iniciativa y, como siempre, de la convicción que nace del alma y poniendo corazón y voluntad.

Los que creemos en la economía social tenemos la gran suerte de contar con Juan Antonio Pedreño. Es como tener en tu equipo a Messi,  Ronaldo y al «Cholo Simeone» juntos, SÍ, partido a partido...  ¡Menudo lujo! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias