sábado, 25 de octubre de 2014

Tres paradas solidarias en Molina de Segura...



A las cooperativas de enseñanza de
Molina de Segura
La Verdad, 23 de octubre de 2014
Creo que fue María Montessori quien dijo...«La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle».
El pasado sábado las siete cooperativas de enseñanza de Molina de Segura -asociadas a la Unión de Cooperativas de Enseñanza- se sumaron al proyecto social que impulsan su Ayuntamiento y laplataformasocial.org. Se trata de una propuesta cultural con tres paradas solidarias: Sunshine, teatro solidario; II concierto solidario de los Parrandboleros y Dando el cante de "Las minas flamenco tour". También contamos con Paquito Sánchez, a quien no hace falta presentar en su pueblo y el nuestro. La recaudación obtenida se destinará a dar cobertura a necesidades sociales básicas de muchos ciudadanos que no llegan ni a empezar el mes. Sí, fue un acto entrañable, y cargado de emociones, de buenas emociones. Y liderado por Eduardo Contreras y Juan Antonio Pedreño. Una vez más, las cooperativas dejaron ver su compromiso por las causas desinteresadas y solidarias. Va en su ADN. Por eso, el próximo 7 de noviembre, desarrollaremos un acto de reconocimiento a las cooperativas de enseñanza de Molina de Segura, que celebraremos a ritmo de parranda y bolero a cargo de los Parrandboleros.
Porque las cooperativas, Eduardo y Juan Antonio se lo merecen. Tuve consciencia al día siguiente, cuando volvieron a mi memoria las palabras que escuché en un curso sobre violencia de género en la cárcel: «Cuando una persona es violada en Afganistán, padece el mismo sentimiento de dolor y vergüenza que una persona que es violada en España».
Sí, las emociones son las que nos acercan (o nos alejan) a los demás y son, por tanto, las que debemos utilizar para vernos reflejados en los otros. Si mi hijo enferma, mi corazón se agrieta y sangra por cada minuto de su dolor. Al igual que te ocurre a ti. Si mi mujer anda angustiada, mis pensamientos son sólo para ella, y no hay ningún maldito tema que me preocupe más que eso. Si un amigo se libra de una enfermedad, mi dicha y satisfacción es tan inmensa como la de él mismo. Al igual que te ocurriría a ti, querido lector. Se trata de las neuronas espejo o neuronas de la empatía. El hallazgo fue descubierto de forma casual, como casi todos los hallazgos. Estudiando el patrón comportamental de los macacos, se comprueba que un conjunto de neuronas ubicadas en la parte frontal inferior del cerebro no sólo se activan cuando uno realiza una acción, sino que, sorprendentemente, esa parte neuronal se activa cuando nuestro semejante también lo hace. Por eso bostezamos cuando el de al lado bosteza, por eso los bebés lloran cuando escuchan a otro bebé llorar, por eso también sentimos dolor cuando vemos a una persona que está herida o incluso vivimos en carne propia los problemas que vive el personaje del libro que estamos leyendo. Un paso más allá. ¿Sería ético que utilizáramos las emociones como móvil para hacer el bien común? ¿Y si viéramos a la humanidad en una sola persona, ejemplo de uno mismo, y trabajáramos las emociones de tal modo que fuéramos incapaces de hacer daño a los demás, ya que de esa manera evitaríamos hacernos daño a nosotros mismos? La educación en valores, cultura y costumbres es un buen trabajo, pero ¿Por qué no impartir desde la infancia alguna materia sobre empatía y gestión emocional? ¿Por qué no jugamos a romper moldes y hacer cosas nuevas? Quizá, y solo digo quizá, la sociedad podría verse beneficiada si se mejorara el estado emocional de los niños, futuros adultos y promotores de la sociedad.
Las cooperativas de enseñanza siempre han constituido un ejemplo de innovación y emprendimiento social. Sus maestros, cooperativistas y emprendedores sociales saben que la educación actual requiere de nuevos planteamientos y una constante renovación pedagógica, que respondan coherentemente a los incesantes cambios que se producen en nuestra sociedad y nuestra cultura. Ellos siempre han apostado por la solidaridad, la responsabilidad social y la justicia.
Como ejemplo señalar que, desde la Unión de Cooperativas de la Enseñanza y con la colaboración de La Plataforma de Innovación Social de la Universidad de Murcia hemos empezado a trabajar en un proyecto de sensibilización y difusión de la responsabilidad social en los colegios de educación Primaria y Secundaria en los distintos municipios de la Región,   como parte fundamental de una propuesta pedagógica diferente, un nuevo paradigma de vida, basado en el respeto y el amor, en el desarrollo de las relaciones humanas y en un compromiso inquebrantable: no dejar a los demás solos con sus problemas. 

Y lo seguiremos haciendo de buen rollo, con encuentros entrañables y cargados de emociones, como el que dedicamos a Eduardo y a las cooperativas de enseñanza de Molina de Segura, porque es el mejor favor que podemos hacernos a nosotros mismos.  Y a todos... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias