jueves, 21 de noviembre de 2013

EL PSOE HA (DE)VUELTO

EL PSOE HA (DE)VUELTO
LA VERDAD, 20 NOVIEMBRE 3013
Dios nos libre de la bondad de las almas satisfechas: Dicen que el PSOE ha vuelto. Y será verdad (que se fue) ¿Dónde? Y ahora vuelve: (http://conferenciapolitica.psoe.es). Solo ha quedado en evidencia que somos un partido de clases medias, gestionando de urgencia una conferencia política, en la que no ha habido  aportaciones novedosas ni en el diagnóstico (qué nos ocurre y por qué) ni en las propuestas (qué país se desea, cuáles son los objetivos y cuál es el plan para conseguirlos)  ¿Y espacios abiertos a la sociedad para que se  filtren ideas? Tampoco ha habido cambios en los procedimientos tradicionales de preparación de la conferencia; las ideas que se discuten son las de un pequeño grupo de personas de reconocida antigüedad, no siempre acompañadas de solvencia. Ni cambios en los resultados: nos vuelven a decir cuál es la receta para salvarnos de los malos, que son los otros. Sin embargo, como viene siendo costumbre, se les olvida decirnos cuáles son los retos y cómo van a comprometer a los ciudadanos para que, entre todos, hagamos un país mejor. Todo ello bajo la atenta mirada de Felipe González, que quiere seguir mandando sin que se note y de José Luis Rodríguez Zapatero, que quiere hacerse notar sin que se note que es un "mandao" (a diferencia de Aznar que quiere seguir mandando y que se note). "Señor, señor, llévame pronto", que decía mi abuela.
La algarada contra el concordato con la iglesia no deja de ser una radicalidad de cachondeo o, lo que es lo mismo, un símbolo de otro tiempo que a mí personalmente me recuerda el proyecto de republicanismo cívico y laico que tanto le gustaba a Zapatero, vacío de chicha y de sustancia y que hoy no deja de ser una expresión política sin significado para la mayoría de los ciudadanos, en este tiempo de miedo y escasez. Sobre todo, para aquellas personas que  se pasan todos los días por Cáritas a ver si pillan algo que llevarse a la boca.
Y el alegato antimonárquico, un acto de rebeldía naif.  Abierta la veda por los jueces, de la que no se escapa nadie, apuntar a la Casa Real no deja de ser un ejercicio de distracción, alicorto e injusto, dados los servicios prestados por este Rey en los últimos 35 años. Lo cual no quiere decir que no se pueda generar un proceso tranquilo,  sereno y pragmático sobre las ventajas e inconvenientes del modelo de Estado, más allá de la fuerza de los símbolos.
Y la iglesia y el rey no deben ser, precisamente, el eje ideológico de la reinvención de un partido político con la situación socioeconómica de España.
No obstante, lo que parece que está fuera de toda duda y legitimidad democrática es la secuencia que plantea la conferencia política: primero las ideas y luego las personas que deben liderar su aplicación. No tiene ningún sentido, dado el grave deterioro de imagen que el PSOE ha acumulado en los últimos cuatro años, pretender tapar una vía por la que se cuela el Tajo con alambre y esparadrapo. No son líderes carismáticos lo que necesita el país en estos momentos, ni la sociedad hará suya la preocupación de los antagonistas por el liderazgo socialista hasta que quede claro que la propuesta general del partido responde a las necesidades prioritarias percibidas por los ciudadanos. Si la política se convierte en la gestión de los destinos individuales de los políticos, no nos deberá extrañar que solo convoque a sus familiares. ¿Y de Rubalcaba, qué? Pues habrá que hacer caso de lo que dice Felipe González: "Es una de las mejores cabezas políticas del país pero no tiene suerte". ¡Hay que joderse! para una vez que tenemos una cabeza política espectacular, es calvo.
NOTA: Aquí venía un párrafo sobre cuestiones más domesticas  que están colapsando las redes sociales: el engorde o no de las cifras del referéndum sobre primarias abiertas o cerradas a la ciudadanía celebrado el pasado 18 de octubre de 2013. Lo he quitado. No quiero ser altavoz de tanta miseria...
En fin, seguimos aplicando el principio de Clausevitz para el arte de la guerra: "De victoria en victoria hasta la derrota final".  Mientras, el Gobierno Popular de la Región de Murcia (aunque con escasa holgura) se prepara para sucederse a sí mismo. A la vista de lo ocurrido en los últimos años : increíble pero cierto.
Tiene que ser más sencillo. No puede ser que cada vez que una formación política no sabe qué hacer nos someta a un sofisticado proceso de reinvención política de sí misma. Más sencillo. Estar en la calle, mirar a la gente, verla como es, conocer el país, saber hacer algo más allá de la política o de la función pública y liderar nuevos retos colectivos. Todo lo demás es un ejercicio audiovisual, más propio del festival de la OTI. No es tan difícil. Y no nos merecemos menos.

Víctor Meseguer Sánchez

Cátedra de RSC de la UMU

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias