lunes, 6 de agosto de 2012

LOVE´S AGES: LOS 80


love´s ages
©víctor meseguer
PUBLICADO EN LA VERDAD 6-7-2012
LOS 80
¡Pero qué guapa era mi novia! Amor ingenuo y entregado. Amores perfectos y sin fisuras. Único e irrepetible, visto desde fuera incomprendido y blanco de todo tipo de bromas. Con cualquier cosa que ella me decía, se me deshacían los huesos.  Su sudor sabía a perfume, su acné era bello y cualquier diferencia era salvable.
Fue la primera chica a la que llamé novia y con la que imaginé el resto de mi vida. Una vida que con 18 años comenzaba a desperezarse. Yo, recién llegado a la Universidad; ella cursaba segundo de Formación Profesional. Nos faltaba mundo y nos sobraban asignaturas. Al final, optamos por dejar algunas para septiembre.
Estábamos  locos por amarnos, esa era nuestra máxima aspiración, lo mejor que teníamos que hacer. Eran tiempos de juegos furtivos, con escasos medios, en cualquier sitio. “Vamos que tú puedes”, me incitó ella un día. Pero había que tener mucha fe para burlar la autoridad: su madre. Como aquella tarde que le dijimos que íbamos a visitar la torre de la Catedral y sus cien metros de altura nos  descubrieron perspectivas y funcionalidades de todos y cada uno de sus rincones, tensos por la presencia de otros piadosos visitantes menos ocupados. Nos divertimos como dos críos, descubriendo nuestros paganos cuerpos y tapando con nuestras manos las risas que no podíamos contener. Y ocurrió…, en lo más alto, a plena luz.
Aquel verano recorrimos todos los caminos prohibidos de la forma más arriesgada que se pueden correr…Aprovechando cualquier ocasión o lugar para iniciar un nuevo juego amoroso con mayor emoción por el mayor riesgo de ser pillados in fraganti y con la falsa certeza de no haber sido descubiertos nunca.
Después del verano llegó el otoño y tras la tempestad la calma y la vuelta abrupta a la realidad. El claustro sobrio de la Merced estaba en consonancia con la gravedad de las materias a estudiar: Derecho Romano, Derecho natural… Siempre hemos tenido grandes personalidades en la docencia de conocimientos excesivamente teóricos; nuestros profesores, de prestigio internacional, eran muy conocidos en Murcia, tanto como sus métodos memorísticos antirrevolucionarios y muy ajenos a la Universidad de la vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias