lunes, 19 de septiembre de 2011

REINVENTAR EL GOBIERNO....


...EN MOLINA DE SEGURA


© VÍCTOR MESEGUER


“Estoy de acuerdo en reconocer que de nada servirá reformar las leyes…si antes no se reforma la mentalidad de los hombres a los que confiamos la administración del Estado”. Piero Calamadrei (Florencia, 1889-1956). Jurista, politólogo y periodista italiano.

___________________________________________________________________________________
El tipo me miró como el que no quiere la cosa, y me espetó: Y dices tú, ¿No será más razonable disolver la sustancia –que según Aristóteles- es un compuesto indisoluble de materia y forma, que disolver los ayuntamientos? No le faltaban razones. El gobierno democrático ha de responder a la creciente demanda de los ciudadanos de valores democráticos efectivos y de nuevos “bienes públicos”, además de la legalidad, como la eficiencia, la transparencia y la rendición de cuentas. Tendencias que se sustancian en un nuevo paradigma de la Administración pública, que pasa por un cambio de lógica de la búsqueda de la "legitimidad" a la búsqueda de su "utilidad" y de una Administración pública “orientada a la autoridad” a una “orientada a resultados”.

¿Que qué? Que nada. Que de la crisis sólo se sale cambiando. Los gobiernos locales deben superar la etapa de ser únicamente prestadores de servicios y pasar a ser auténticos gobiernos, con el liderazgo político necesario para hacer efectivo el principio de subsidiariedad recogido en la Carta Europea de Autonomía Local. Y al mismo tiempo, deben impulsar la explotación eficiente y sostenible de sus propios recursos, el desarrollo de su capital humano y la participación en redes territoriales y sectoriales de inversión e innovación. Y si no, que le pregunten a Eduardo Contreras –alcalde de Molina de Segura- que se lo explica en un verbo. Este alcalde, un hombre de Estado en un ayuntamiento, ha puesto en marcha una iniciativa que supone una reformulación radical del papel de las corporaciones municipales en la reconstrucción del futuro (o lo que queda de él): el Plan estratégico de capital humano de Molina de Segura. Les adelanto que no soy nada objetivo porque, en primer lugar, soy un sujeto y, en consecuencia, subjetivo; y en segundo lugar, porque estoy metido en este proyecto hasta las trancas. No obstante, como tenemos un inventario de cincuenta medidas diseñadas, les cuento las ideas originales y ustedes me dirán.

Primera idea: en el nuevo escenario global que configura la sociedad de la información y del conocimiento, el desarrollo sostenible de una sociedad se fundamenta en el nivel de cohesión social alcanzado, en la capacidad de los individuos para entender los complejos retos, oportunidades y amenazas que plantea la sociedad globalizada, en el empuje emprendedor y en el grado de iniciativa de los individuos y grupos que la conforman.

Todos los factores mencionados, cohesión social, gestión eficaz de las incertidumbres e iniciativa social, se encuentran condicionados, tanto por el nivel de satisfacción de necesidades básicas del conjunto de la población (ningún ser humano piensa el futuro sin la garantía de satisfacción de las necesidades básicas del presente), como por la distribución generalizada de lo que podríamos llamar “rentas inmateriales” (experiencia vital, conocimientos, intereses, expectativas, objetivos y deseos, relaciones, etc).

Segunda idea: hacerse cargo de la realidad y responder adecuadamente a las necesidades de crecimiento y desarrollo sostenible de nuestra sociedad. Esto requiere apostar por las personas y su potencial transformador y repensar el papel del gobierno local en la modernización de las estructuras productivas y el fomento del empleo estable y de calidad, a través de inversiones crecientes, en una variable esencial del desarrollo sostenible: el capital humano.

Tercera idea: los ciudadanos no son el problema, son la solución. Este es el cambio necesario. Es decir, el desarrollo de sistemas de Estado que doten a los ciudadanos de recursos útiles para su desarrollo personal y profesional, que amplíen su visión del mundo, promuevan la aplicación del pensamiento complejo al análisis de una realidad internacional, política y económica, cargada de incertidumbres, y multipliquen la masa crítica de iniciativas económicas y sociales.

La formulación del Plan estratégico de promoción y desarrollo del capital humano (PECH), intenta dar cuenta de la necesidad de influencia y liderazgo de los poderes públicos para promover estrategias sostenidas y alianzas público/privadas (eso de la Responsabilidad Social de las Empresas), de promoción y desarrollo del capital humano, capaces de multiplicar el potencial endógeno de desarrollo de los municipios y la capacidad de los ciudadanos para interpretar correctamente la realidad social y económica en la que viven, y operar en ella con creatividad y solvencia.

De esto y de otras cosas dio noticia Juan Antonio Pedreño, presidente de UCOMUR y no sé cuantas cosas más. Fue en el pregón de las Fiestas de Molina de Segura, donde fue pregonero. Habló como es él, con sencillez, naturalidad e inteligencia. Minutos después, la orquesta Hims Mola interpretó virtuosamente Rondó para piano y orquesta de Sugar Rezsö. Olivia Figueras Sánchez, una niña de diez años, era la solista de piano…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias