jueves, 31 de marzo de 2011

LO QUE NO SE HABLA SE BORRA

"El placer está en tus manos"


©Víctor Meseguer


¡Qué guapa estás, Lucía! «Sí, es que anoche me aburría y me estiré el pelo». Conociendo al muermo de tipo con el que anda liada, me imagino la escena: « ¿Aún sigues leyendo? Pues vale, creo que me voy a dormir…» (Pero Lucía no pudo conciliar el sueño). Conclusión: leer puede complicar la vida de pareja. Será por eso que la basca ha tomado cartas en el asunto. No, no es coña. Los resultados están a la vista: un estudio de la profesora Sonia Parratt revela que los índices de lectura de prensa están bajando y lo hacen de manera especialmente significativa entre los jóvenes, incluidos los universitarios.

La Sra. Parratt también afirma que «aunque las alternativas del ciudadano para obtener información son ahora mucho mayores que hace apenas una década, nadie pone en duda que el periódico ayuda a dar sentido a las imágenes que nos llegan a toda prisa desde otros medios y nos proporciona el contexto y las explicaciones de lo que acontece a nuestro alrededor».

Esta señora tiene razón, pero la prensa escrita no pasa por su mejor momento. La crisis económico-ética no hace distingos y corroe todos nuestros cimientos sin atender a otros criterios de utilidad y necesidad que no sean los “suyos”. Creo que piensan que del futuro se ocuparán los demás. Además, como la miseria se ceba en la debilidad, asistimos a un notable incremento de la acción de los manipuladores de información, de aquellos que se dedican a la intimidación de las fuentes, de los que gustan de sobornar a periodistas, aunque casi nunca lo consigan (donde este diario tiene una historia, con mucha historia y mucha decencia)…, que entorpecen una labor ya de por sí difícil. Por no hablar de la debilidad negociadora de los medios con sus anunciantes. Los principales clientes (gobiernos, partidos, instituciones, empresas o lobbies de distinto pelaje), intentan influir en la línea editorial a seguir, en un ejercicio chantajista avivado por la amenaza -siempre sutil- de llevarse la publicidad si no se acepta pulpo como animal de compañía. Y lo más feo, feo, feo de no poderse ni mirar por vergonzante, es cuando todo esto se hace con el dinero de todos los contribuyentes y sin que se les mueva un pelo de la barba o la ceja.

«Víctor, esto que me cuentas es muy delicado: la democracia no funciona si somos gente manejable y, sin una prensa seria, lo somos y los otros (como diría Alejandro Amenábar), lo saben. », me dijo un vecino de columna. ¡Fucking shit, qué rápido eres! Sí, no hay derecho, maestro. Los ciudadanos precisamos de unos medios que garanticen una información veraz, formación de una opinión publica crítica con la opacidad del poder y entretenimiento, que no alienación de los ciudadanos. «Tienes toda la razón, querido Víctor. Ciudadanos capaces de crear pensamiento independiente y, en su conformación, periódicos como “La Verdad”, siempre han jugado un papel destacado. »

Y a más a más, la alternativa ya la conocemos: tabloides y emisiones de radio y televisión, donde sucedáneos de periodistas "expertos en todo" dan opiniones previsibles (u orientadas), vacías y rutinarias sobre la energía nuclear, el calentamiento global, sobre los remedios para la sequedad vaginal… « ¿Cómo dices?» Espera, te cuento. Era uno de esos momentos de rico asueto, que no todos los días traen y, de repente, el magazín que ponían en la tele me abdujo como unos momentos antes solo lo había hecho el vaso de leche con unas estupendas pastas que me estaba merendando... « ¡Joder Víctor, no te enrolles, al turrón!» Vale, vale. ¿Sabes qué? No podía dar crédito… ¿Seguro que es real?, me pregunté « ¿Y?» ¡Vaya un ansias! «Se dice pulsivo» ¡Listillo! « ¡Acaba de una puta vez!» Tranqui tío. «¡Ahrrrrrrrrrrr!» Joer, pues eso, que aparece un tipo o lo que fuera aquello, sentado junto a su señora de unos setenta años más o menos y va y suelta todo él: «pues mire Vd. señorita, mi problema es que aquí mi Josefa no lubrica. Le explico… » No pude acabar de oírlo, perdí la lógica de las cosas y, lo que es peor, el orden de la merienda. Estuve a un tris de ahogarme con las galletas, como el tonto del pijo de Bush para que, ahora, tú me trates así. «Bueno Víctor, lo siento de veras y, además, en esto, estoy contigo, el share manda y esto es lo que hay: un jaleo de programas donde se pasa de la mecánica ondulatoria a la nariz de Belén Esteban sin despeinarse... ni informarse; y donde ejércitos de mercenarios a sueldo “del tiro al plato” le disparan a todo lo que se mueve sin tener ni puñetera idea de lo que hablan…»

Perdón, perdón… ¡Adiós mis pavos! Que hoy es jueves y me olvidaba que igual tú, querido lector, seguías por ahí y no quiero terminar este artículo sin darte las gracias por haber comprado hoy este periódico o, por lo menos, por haberlo leído. Además, ya sabes, el placer está en tus manos y, por un euro y veinte céntimos, el periódico también, pese a que en el precio incluya leerme a mí, eso sí, sólo si te apetece.


5 comentarios:

  1. De momento me apetece, porque el tiempo que paso leyéndote lo disfruto y es una de esas pequeñas cosas que mejoran la vida.

    ResponderEliminar
  2. A mi lo que realmente me gusta y admiro es lo que gente como tú sois capaces de hacer… “Porque las palabras son enanos y los hechos gigantes”. De vez en cuando me paseo por tu blog y lo disfruto muchoooooooooo. Por cierto, la nueva sección de música VOS es genial. Gracias amigo.

    ResponderEliminar
  3. Mi querido amigo:
    Compruebo, una vez más, que sigues en tu línea lo que me alegra enormente. Tan sólo recordar a todos que algunos de nosotros, YA DIMOS LA VOZ DE ALARMA hace unos años sobre lo que escribes en tu artículo y NADIE NOS HIZO CASO. Fíjense a lo que hemos llegado. Alguien (entidad pública o privada; gobierno o máximos órganos de los Periodistas) tendrá que poner freno y límites inaccesibles a este "desmadre". Ya veremos. De momento, saludarte una vez más, Víctor, y felicitarte por tus "pensauras" compartidas. Un abrazo, amigo. Andrés G.

    ResponderEliminar
  4. Oí,la retrasmisión de esa fotico...
    A mi me gusta también leerte amigo,lo hago a menudo, a veces en silencio. Hoy merecía la pena decir que estás muy guapo. Recuerdos a Caracola.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Cabopa, gracias por tu comentario. Esta claro que nos miramos con los mismos ojos de afecto y cariño "Tu si que eres guapa" Montenes de besicos de la Caracola y mios.

    ResponderEliminar

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias