jueves, 23 de diciembre de 2010

«Todo está bien al final, si no está bien no es el final»

LA VERDAD 23.12.10 - 00:39 - VÍCTOR MESEGUER

 
Los mercados son como los vampiros: atacan cuando el enemigo sigue débil y está entregado. De igual manera, los bancos también cobran más comisiones al cliente que está sediento de billetes. La misma medicina. O nos volvemos fuertes o el principio del fin nos seguirá golpeando.

“Todo está bien al final, si no está bien no es el final” ¡Óyeme Conchita! Give me the answers. Amigo mío,... eso es lo difícil. Lo que haya que hacer hay que hacerlo ya; pero la pregunta no solo es ¿Qué? sino también ¿Quién o quiénes? …porque no hay respuestas sin autor.

Aunque la derecha política presume de ser más eficiente en las contingencias de crisis, es la izquierda la que mejor encara las estrategias de cambio a largo plazo. No obstante, mires hacia donde mires, el panorama político es desolador: a falta de buenas ideas son las ocurrencias de tipo pijorri o garrulorri (o ambas a la vez) las que marcan la diferencia. La política ha sido secuestrada por la economía: “La socialdemocracia, por ejemplo, ha quedado prohibida de facto. Se le permite gobernar, eso sí, con tal de que no sea con sus propios puntos de vista” afirma Iñaki Gabilondo. Al pairo de los acontecimientos, Rajoy ejerce de Rojoy, esperando al rebote en un tiro libre a ningún lugar, para hacer lo mismo pero con menos complejos.

¿Y los agentes económicos y sociales? Nuestra Constitución dice que… “Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios” ¿Propios? ¿Propios de quién o quiénes? Vayamos por partes, dos son las complicaciones y donde caben dos, caben tres (y a este paso montamos una orgia): la coopción partidaria (ese rollo de la izquierda social vs. la derecha económica), las múltiples canonjías institucionales (estoy con Viudes, lo lógico habría sido mantener las mimas sillas y recortar el vil metal) y, la tercera… Seguro que esta sinopsis no es toda la verdad (y aunque lo fuera, negaría la evidencia ante el mismísimo juez porque cada cual tiene que defender el rol social que le toca o simboliza) pero, según publicaba este diario el otro día, lo que visualizan la mayoría de los ciudadanos en nuestra Región es otra cosa y no seré yo quién se lo afee.

¿Y los movimientos sociales? Sí, las onegés no dan abasto para cubrir la demanda de cuidados paliativos de una sociedad cada vez más enferma de injusticia. Pero, seamos claros, la decisión de las ONG´s de vivir de G limita su capacidad de presión, porque como revela el consejero Bascuñana, en la calle hace mucho frío: “Ti ti ti, ti ti ti....” Una mayor participación ciudadana en las redes de solidaridad social, les devolvería a la plenitud de sus causas finales. “Somos animales sociales y necesitamos lo social para desarrollarnos”.

Por último, los movimientos antiglobalización afirman que “menos es más“ (no digo yo que no) pero han llegado a la conclusión de que la gente es muy inconsciente y somos pocos para tomar la calle ¡Ya lo tengo! me espetó en una reunión de este colectivo parroquial un viejo colega con quien corrí delante de los grises cuando nos fumábamos las clases del instituto y otras cosas (ya entonces, si hubiéramos sido más, los grises habrían encabezado la carrera) ¡Qué cada uno de nosotros apadrine un inconsciente! concluyó ¡Ostras, Pedrín! ¿Y quién se va a encargar del departamento de selección de padrinos? le conteste mientras que pensaba que este jambo no se había quitado de lo del fumete. Empecemos por lo que somos… “La gente es más poderosa de lo que cree y puede utilizar ese poder de manera creativa”.

Si las respuestas no vienen de la mano de quienes tienen el poder para sacarlas a pasear, un día de estos los que si tienen poder para detonar la cuenta atrás se nos van a colar en casa. Al intentar pararlos, nos podemos pillar los huevos en el quicio de la puerta, y ya se sabe lo que pasa en estas ignominiosas circunstancias. Si abres la puerta, se te caen, si no la abres ahí te quedas. Asín es, me refiero a esos muchachos que vemos en la tele bajo una nube de humo en Grecia, Italia y Londres. Esos mismos. La verdad es que tienen más razón que un santo. Es posible que bajo los adoquines no esté la playa pero aquello cada vez se parece más a Omaha Beach el día D. “D” de dedo en el ojo. En el del capital, a ser posible. Porque de eso se tratan estas revueltas.

Ahora es tarde para incubar una conciencia crítica, ahora toca dar una pelea por el control democrático: disputar el poder con otros que también disputan el poder y no precisamente por los medios más democráticos. Necesitamos los mejores de todas y cada una de las generaciones: políticos, empresarios, sindicalistas, activistas sociales, intelectuales…. para regenerar el mundo que nos ha tocado vivir. Necesitamos una nueva institucionalidad política, económica y social, basada en el bien común y en el interés general y, además, no podemos hacer con las instituciones como con las iglesias, que hay tanta gente que les tiene tanto respeto que no entran.

«Cada vez hay más preguntas, más inquietudes, más necesidad de plantear respuestas...», sostiene nuestro filósofo Francisco Jarauta. Felices Fiestas y, si nos lo ganamos, feliz año nuevo.


3 comentarios:

  1. Pues hasta el momento, desde que el mundo es mundo y según las noticias históricas, el ser humano ha reaccionado antes estas cosas de dos maneras: aguantando o "explotando" anímicamente, con mayor o menor virulencia y siempre dirigidos desde las gradas intelectuales (más o menos intelectuales). Lo segundo implica que haya premisas, presupuestos ideológicos, principios, valores morales, alguna idea de cual es la solución... hoy por hoy lo primero parece que es lo más cercano a la realidad, porque lo segundo es una utopía y no pequeña.
    En el reciente foro de la mundialización sito en la Gran Vía murciana el anfitrión, Francisco Jarauta, hizo las presentaciones y acabó con una frase muy realista: venimos con preguntas y nos iremos con preguntas. Y así fue, llegamos con preguntas y nos fuimos a casa con el signo de interrogación repiqueteando en las cabezas. Es curioso, ¿por qué nadie da respuestas a estas horas, en las horas más críticas?

    Felices Fiestas y siempre que el Año nos traiga lo mejor, aunque lo mejor sea poquita cosa.

    ResponderEliminar
  2. Una pena, pero también a nivel de la calle la gente sólo piensa en aprovecharse individualmente, sin aportar nada al "bien común". Nadie sabe quien es ese "común"

    ResponderEliminar
  3. ¡Guapo el sombrero!
    ¡y guapo quién lo lleva!
    ¿Qué todo está bien...?
    Yo no tengo respuestas de "autor". Sí, tengo respuesta de "autora productora". ¡Basta de recortes!...Recorten el despilfarro señores.
    BESICOS MILES
    Toicos tos los días del año.

    ResponderEliminar

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias