jueves, 11 de noviembre de 2010

12 HOMBRES SIN PIEDAD


2015 EL PRINCIPIO, NO EL FINAL        LA VERDAD 11-11-10

Doce hombres sin piedad” con la sinrazón hemos decidido asomarnos al futuro instituyendo la Comisión de Validación del Plan Estratégico de Capital Humano “Molina de Segura 2010 2015” (http://plancapitalhumano.com/). Nada de lo que merece la pena en esta vida es fácil… ¿Los ciudadanos son la solución… o el problema? Como diría Henry Fonda ¡Solo trato de exponer una duda razonable!

1.- Políticas públicas. ¿Podemos seguir distribuyendo bienestar con una economía que no añada valor? No ¿Y entonces…? Pues oiga, hay que dejar de especular sobre cuando se terminará la crisis porque, entre otras cosas, eso va a depender de lo que seamos capaces de hacer para salir. Si se hacen las cosas correctamente saldremos, pero si seguimos jugando a los acertijos la cosa tiene poco giro. No le dé vueltas: sólo los ciudadanos podemos ser la solución si nos dan la oportunidad de serlo. ¿Entonces? Dejémonos de ocurrencias y centrémonos en las ideas…no más caspa, por favor ¿Cuál debe ser el papel de las corporaciones locales en la promoción y desarrollo del capital humano? Son o deberían ser el principal impulsor de estas políticas, así como el conductor y catalizador de las ideas de las personas de un territorio… En Molina, se puede hacer. Gracias Eduardo.

2. Educación y trabajo. Tenemos los retornos de inversión en educación más bajos de la UE. Menos naftalina y más vaselina: “tolerancia 0” con el bajo rendimiento académico, el absentismo, el fracaso escolar, el abandono y la definición tardía de los intereses vocacionales y profesionales. ¿Y los que sí acaban sus estudios? Dicen que nuestros jóvenes están sobrecualificados. No es verdad, están sobretitulados. Por ejemplo, cada vez son más las Universidades que al grito de… ¡Todo por la pasta!, se convierten en fábricas expendedoras de títulos de bajo nivel. No sé si son como las hipotecas subprime, algo tóxicos. Y el Papa, ¿qué opina de esto? ¿Cómo conseguir que los jóvenes sepan hacer algo muy bien antes de los 22 años?

3. Planificación del desarrollo personal y profesional. En cualquier tribu de la amazonía, un niño con 11 ó 12 años, ya sabe todo lo que tiene que saber para sobrevivir en su medio: “A esa edad ya sabe lo que será, y sigue su tendencia: pescador, constructor de chozas, hechicero, tocador de flauta…” Aquí no. Tal y como afirma Felipe González “La revolución tecnológica no puede olvidar el peso de la condición humana, no sólo debe transmitir conocimientos en la sociedad de conocimiento, sino que debe enseñar a saber usarlos y a añadirle valor”. ¿Qué tenemos que hacer para que las personas puedan agregar valor a través del talento?

4. Capital social y relacional. La universalización de la educación ha incrementado los niveles de estudios en todos los estratos socioeconómicos, pero esto no se ha traducido en mayor movilidad social. Lo que yo te diga, "cuando el pobre come jamón, uno de los dos está malo" ¿Cómo ayudar a los jóvenes a entender el funcionamiento de los sistemas sociales de referencia (político, cultural, productivo, laboral, relacional)?

5. Empleo y profesionalidad. Nuestra realidad supera con creces la ficción de “Los lunes al sol” ¡Que por nadie pase! Pero también es verdad que, para cada vez más ciudadanos, la reinserción laboral puede dejar de ser una opción atractiva porque los salarios siguen siendo bajos y las prestaciones y sus múltiples combinaciones (con la pensión y/o ayuda por dependencia de los abuelotes) se convierten en una opción más cómoda ¿Y lo de los cursillos? ¿Cómo va? Necesitamos un nuevo sistema reciclaje permanente de competencias profesionales, donde los que enseñen tengan algo que enseñar ¿Cómo recuperar la centralidad del trabajo?

6. Cultura emprendedora como alternativa al empleo (y no al desempleo). Dice un amigo que empresario es aquel que no tiene más remedio de serlo porque no puede ser otra cosa. Mientras los hijos de la clase media-alta aspiran a ganar una plaza de notario, interventor, registrador, juez, catedrático…, los desempleados son orientados a capitalizar el paro y hacer del emprendimiento virtud invirtiendo las reglas de la lógica del capital social y relacional. Por cierto, también necesitamos políticos emprendedores, la política no puede convertirse en una primera inserción laboral o hacer de su ejercicio una medida de mejora de empleo… Uy, uy, uy… ¡Qué miedito! ¿Qué hay que hacer para romper el canguelo y multiplicar las iniciativas emprendedoras?

7. Transferencias del conocimiento. Si las empresas no proporcionan métodos de trabajo que faciliten la conversión del capital intelectual, social y relacional de las personas en capital organizativo, habremos emprendido un viaje a ninguna parte ¿Que tenemos que hacer para transformar los conocimientos individuales en un valor duradero para las empresas?

¿Las respuestas? Cuando las tengamos. Eso sí, los doce y más (Amparo Aloy, Juan José Garcia Escribano, Jaime Garcia-Legaz, Antonio Gomariz, Antonio Gómez Fayren, Pepe Luján, Paco Marín, Juan Antonio Pedreño, Alberto Requena, Pedro Antonio Rios, Jose Luis Romero, Ramón Sabater, Tomás Zamora…) compartimos un sueño: la solución somos todos porque…"Para educar a un niño hace falta la tribu entera”.

1 comentario:

  1. Me gusta mucho, un buen grupo, incluye al tecer sector, pero falta la discapacidad

    ResponderEliminar

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias