viernes, 11 de diciembre de 2009

CRISIS VS DESARROLLO SOSTENIBLE (2)



(…los empresarios rompen su silencio)

LA VERDAD 11.12.2009 - VÍCTOR MESEGUER

Tocan a arrebato las campanas de CROEM. Suenan los tambores en las empresas de nuestra Región. La dirección empresarial ha roto el silencio y esta mañana el Auditorio Regional y Palacio de Congresos “Víctor Villegas” se convertirá en el cuartel provisional de las mesnadas de la patronal. Su batalla es la nuestra: compartimos que para repartir la riqueza antes hay que crearla.

Ya no valen campañas circenses ni promesas que nacen quebradas. Tampoco el destello de los flashes interesados. Piden… ¡corresponsabilidad!

Son muchos –hasta los más díscolos- los que han vuelto a la casa empresarial. Debe ser que llega la navidad o que el hedor de la mortandad empresarial en el último año, les hace sospechar que lo peor puede estar por llegar.

A los empresarios no les faltan razones. Y sólo han interpretado el guión “…Un callejón sin salida”. La obra maestra del capital impaciente, que contó con la complicidad de unos gobiernos autistas y una sociedad ausente e indolente ante los temas que más les deberían importar. Todo un derroche de miopía economicista y codicia financiera.

Saben que pocas cosas en el futuro recordarán el pasado, que los cambios vendrán para quedarse y que, una de dos, o los sufres o los protagonizas. Pero lo que más les desconcierta es la gestión del hoy; un presente donde la única consigna posible es aquella que hizo famoso a Don Eleuterio Sánchez “El Lute”: ¡Camina o revienta!

Si uno lee entre líneas el “Manifiesto empresarial ante la situación económica y perspectivas” no me cabe la menor duda de que la dirección empresarial ha tomado dos decisiones: la primera, ayudar a sus asociados (los empresarios) a gestionar el imprevisto; y, la segunda, planificar la entrada en el camino hacia la sostenibilidad de nuestro sistema empresarial.

Una canción desesperada cuyos versos arrancan del ser, saber y estar de muchos empresarios que han dedicado toda una vida al cultivo del arte de la prudencia; la austeridad material y la abundancia en conocimiento; la sencillez en las formas y la vehemencia en lo que realmente importa; la promoción del espíritu de superación, esfuerzo y mérito; el culto al trabajo bien hecho y, consiguientemente, la defensa a ultranza del legado de valores que nos transmitieron nuestros mayores.

Conociéndoles como les conozco, tampoco me cabe la menor duda de que uno de sus objetivos es contribuir a desterrar –en beneficio de la familia empresarial- un modelo económico minoritario pero de gran visibilidad social que se asienta en la especulación económica, el ventajismo cobarde, la chulería manirrota, el individualismo ignorante y la cultura del trueque de los valores (esfuerzo, ética, prudencia…) por los resultados inmediatos.

Como afirma un reputado líder empresarial… “Se ha engañado demasiado y hemos dejado crecer la mentira entra las piedras como si formara parte de nuestro paisaje”.

Quieren empezar a hacer las cosas de otra forma, superando el pasado y tomando con decisión el camino de la “destrucción creadora”. Un camino sin retorno hacia empresas transparentes, responsables,…ciudadanas. Toda una demostración de un espíritu emprendedor cívico y responsable y ¿Por qué no? … una lección magistral de cultura empresarial.

De una historia basada en la "incuestionable" premisa de que para que alguien ganara otro debía ser sometido, donde el ser humano contaba en cuanto vencedor o vencido, de pronto, parece que nos hemos dado cuenta de que el desprecio y la desconfianza han dejado de ser rentables.

No es un tema menor que CROEM haya editado su primera Memoria de Responsabilidad Social Empresarial, un ejemplo que debería encontrar continuidad en sus asociados a modo de invitación para la recuperación de la confianza en nuestras empresas. Una lógica donde los afectados o grupos de interés (consumidores, clientes, proveedores, trabajadores, sindicatos, gobiernos…) sean tratados como auténticos socios de mercado.

Es urgentemente necesario un cambio de lógica: de la autosuficiencia a la corresponsabilidad. Alguien comentaba, con sentido del humor, que una pareja cambia de lógica cuando pasa de la vertical a la horizontal. Es esa precisamente la revolución que vive la empresa que busca la sostenibilidad. Comprometer la relación entre todas las partes interesadas para que se haga más íntima. Es la gimnasia de la supervivencia, que debemos practicar empujados por un nuevo modelo de competitividad mundial.

A modo de ejemplo, no tiene ya sentido defender un modelo sindical que prefiera la protesta a la propuesta. Ni un modelo patronal obsesionado en el empleo inestable. El binomio experiencia/formación no es sólo un valor añadido de la continuidad en el puesto de trabajo, lo es también en cuanto promueve cultura de integración en una empresa común.

Sí, podemos cambiar el futuro… Y será cuando políticos, empresarios y sindicalistas de esta Región dejemos de apasionarnos por el sexo de los ángeles y, ante la urgencia, nos pongamos a hablar de una verdadera necesidad de cambio. Cuando comprendamos -mejor antes que después- que no sobreviviremos si no nos esforzamos en entender a aquellos que nos rodean. Entonces, estoy seguro, podrán venir mejores días.

1 comentario:

  1. Fantástico y muy certero artículo, de todo aquello que, acontece desgraciadamente, a nuestro amado pais.
    Apropiadas palabras para describir la mala gestión, el engaño y las falsas esperanzas que le dan a un pueblo que solo desea pasivamente salir de su empobrecimiento adquirido.
    Qué pena, que no hagamos valer nuestros derechos a ser, no solo escuchados, sino a hacernos participes plenamente de lo que realmente deseamos para mejorar la ya mermada situación económica, moral y ética, que están hundiendo muchas familias del pueblo llano.
    Pienso que, el actual gobierno, deberían cambiar las insignias " PSOE " (Partido Socialista Obrero Español), por " Partido Sucio Opresor Español ". Es una vergüenza y una enorme decepción, poner la confianza en, palabras electorales que, posteriormente, nunca se cumplirán.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias