martes, 2 de junio de 2009

¡Por ahí no paso!


Ayer, mientras me disponía a disfrutar de un café en el bar de mi pueblo no pude evitar escuchar a un regidor popular que formulaba (a gritos y a golpes) su más enérgica repulsa a la clonación humana. Primero dudé. Pero luego pensé: ¡Recojostio! ¡Este tipo tiene razón! No me convencieron los episcopales argumentos esgrimidos por el fulano sino más bien que conocía al que los esgrimía y, a mi juicio, la humanidad se podía ahorrar a otro más. ¡Ni hablar! ¡Eso si que no! ¡Por ahí no paso! En el peor de los casos pido que se regule la licencia para clonar.
No hay problema en regular excepciones como la del maestro Groucho y muchos mas. La inmensa mayoria de gente que es normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias