jueves, 30 de abril de 2009

No tipycal (2ª parte).

























Lo mejor de una generación es que siempre le sucede otra. ¡Menos mal!

La mía es la de la inanidad. Yo ya no sé si soy uno de los nuestros porque todo cambia y cambiamos con el cambio.

Va a resultar que por Cruz conozcamos la cara. Si. ¡Son ellos! Una nueva generación de jóvenes murcianos a los que les suda an egg or an ovary el provincianismo acomplejado y acomodado en la inacción de sus antecesores. Si. Nosotros. Todo el día erre que erre en el muro de las lamentaciones haciendo bueno aquello de ¿Qué es lo que nos gusta a todos y trabajar no es? Me refiero a trabajar para cambiar una sociedad de tristes, meapilas y aburridos.

Al principio, no la entendí. Ahora tampoco. Pero la campaña me gusta. Es innovadora, divertida, sugerente, provocativa y, además, creo que es fiel a lo que todavía no queremos ver pero esta.

La Murcia del indie anglosajón de los Second, unos monstruos; la de la escritora oculta Maria Miranda, que hace guiones para la serie “Aída”; la del optimismo pop de Diego Cantero, mi amiga Rosario dice que solo su culo es mas bello que su voz; la del humor surrealista de Celia Montalbán, presentadora de las mañanas de M80, una gañanaca con mucha gracia; la de Javier Valero (Javi Chan), ese atribulado guionista gafapasta capaz de encontrar el lado mas divertido de “esto no son las noticias”; la de la poeta de noticias Alicia Negre, de casta y maestro le viene al galgo; hoy por hoy y mañana también, la de Lucía Hernandez, que además de SER, está; la de la popular Laura Muñoz, tan lista y tan guapa ella; la de Maria González Veracruz la roja, mantiene a raya al lobo, los lobeznos y el Dios que los crió; la de Miguel Angel Clares, el de Algezares –su pueblo y casi el mío- , después de conquistar el mundo nos dejo; la de Jorque Martinez, uno de los padres putativos de la cosa, un tipo con una cabeza a la par creativa y divertida…

Como dice el grande Javi Chan, algunos siempre habíamos sospechado que había “otra Murcia posible”. Una Murcia donde no sólo hay promotores ventajistas, políticos rancios, coches tuneados y gente que llora porque no sale su procesión (¡ No llores, Chaval, que la ibas a hacer descalzo y te has librado de los callos!)

Esa Murcia que, hasta ahora, ha estado casi en silencio, bajo la sombra de la otra Murcia. Pero ahora ya habla. Ahora tiene que empezar a andar o a dar patadas, lo que venga antes.

PD. Goyo, al principio, no la entendí. Ahora tampoco. A no ser que el cara del Cruz ese sea un infiltrado.

A mandar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

VICTOR MESEGUER DOTRAFORMA

TABLON DE ANUNCIOS

Sin noticias